3 formas de superar la timidez en la cama definitivamente

3 formas de superar la timidez en la cama.

Superar la timidez en la cama es posible. No solo esta a tu alcance, es fundamental para mejorar tu vida sexual y disfrutar plenamente de el sexo.

Hablemos de sexo y de superar la verguenza en la cama.

Si estás leyendo este artículo y luchas contra la timidez en el dormitorio, es posible que esa frase te haya incomodado. Por lo general, cuando somos tímidos o estamos ansiosos por algo, tendemos a evitarlo. Y como lo evitamos, nunca tenemos la oportunidad de enfrentarnos a nuestra ansiedad o timidez. La evitación y la ansiedad pueden hacer que nos perdamos grandes cosas, especialmente el sexo.

Si eres tímido en el dormitorio, deja de evitar las cosas relacionadas con el sexo. En su lugar, prueba estos consejos. Aquí tienes tres estrategias respaldadas por la ciencia para superar la timidez en el dormitorio.

Profundiza y encuentra los orígenes de tus creencias.

Nuestras experiencias pasadas conforman nuestros marcos mentales para ciertas ideas. Los llamamos esquemas. Los esquemas son categorías cognitivas que nos ayudan a organizar la información, y desarrollamos esquemas como resultado de nuestras experiencias vitales.

Cada uno de nosotros tiene esquemas sobre nosotros mismos, los demás, las situaciones sociales, los acontecimientos o determinados patrones de comportamiento. Y, lo has adivinado, todos tenemos esquemas sobre el sexo, incluyendo las expectativas en torno al sexo, los comportamientos apropiados en torno al sexo, cómo expresamos (o reprimimos) nuestra sexualidad, etc.

Es importante entender de dónde provienen nuestras creencias sobre el sexo en general, pero sobre todo si experimentas timidez en torno al sexo. Para muchos de nosotros, los esquemas sobre el sexo se forman a través de las creencias familiares, los roles socioculturales de género, las primeras experiencias románticas o con compañeros, las observaciones de las relaciones familiares, de los compañeros o de otros, las actividades extracurriculares (por ejemplo, los deportes), los medios de comunicación en general, la pornografía, etc.

Por ejemplo, si tu familia evitó las discusiones sobre el sexo y comunicó inadvertidamente que el sexo o las expresiones de la sexualidad eran «malos» o «indeseables», es más probable que asocies el sexo con la vergüenza o el comportamiento desviado, incluso cuando este comportamiento es común y normal. 

También puedes ser vulnerable a las expectativas poco realistas perpetuadas por los medios de comunicación o la pornografía porque no aprendiste hablando con personas de confianza en tu vida o por ensayo y error.

Las expectativas poco realistas pueden mantener la timidez. Sólo cuando entiendas cuáles son esas expectativas y de dónde vienen podrás empezar a cambiarlas.

Identifica si estas creencias y expectativas se alinean con tus valores.

Según Steven Mintz, los valores son «creencias básicas y fundamentales que guían o motivan actitudes o acciones». Los valores nos ayudan a filtrar lo que es importante para nosotros y nos permiten actuar de forma coherente con lo que queremos.

Piensa en lo que valoras en torno a la intimidad, la pareja y el sexo. Puedes utilizar este ejercicio de clasificación de tarjetas de valores como punto de partida. Algunos de los valores enumerados son el respeto, la aventura, la aceptación, la generosidad, el propósito, la tradición y la riqueza. Observa las indicaciones y decide qué tipo de pareja íntima quieres ser, y qué tipo de pareja íntima quieres, según tus valores.

Ahora, compara estos valores con las creencias o expectativas que tienes actualmente en torno al sexo. ¿Tienes expectativas hipermasculinas en torno al sexo, pero quieres ser una pareja íntima respetuosa, genuina y que te acepte? ¿Quieres una pareja íntima que pueda ser juguetona y no tenga miedo de ser aventurera, pero te reprimes o sientes que siempre tienes que estar perfectamente «encendida»?

Pregúntate si estas expectativas te acercan a una vida plena. Si las creencias y expectativas anteriores están en conflicto directo con tus valores, es probable que no lo estén. En su lugar, haz un esfuerzo por encarnar tus valores en tus pensamientos y comportamientos. Cuando vivimos de acuerdo con nuestros valores, podemos vivir una vida más satisfactoria, y eso incluye nuestra vida sexual.

Céntrate en la sensación, no en el resultado.

Pensar y preocuparse por el clímax (o cualquier otro resultado) es la forma más rápida de no experimentarlo. La ansiedad, en general, es como las arenas movedizas: cuanto más luchas contra ella, más te absorbe. Es mejor relajarse en las sensaciones incómodas y dejarse llevar.

El sexo es similar. Cuando nos centramos en el resultado -el clímax, la evaluación como algo «bueno»- perdemos la experiencia. Y esto es lo que provoca timidez (léase, ansiedad), angustia, y mantiene esas expectativas poco realistas y la posterior decepción.

Por eso los principales terapeutas sexuales utilizan una técnica llamada enfoque sensitivo. El enfoque sensorial consiste en experimentar el momento tal y como es, sin juzgar ni evaluar, como etiquetar las cosas como buenas o malas, incómodas e incómodas frente a buenas y placenteras, etc.  Rachel Keller, LCSW, describe el enfoque sensorial como una «atención al tacto», lo que significa que el enfoque es estar presente en el momento y abierto a la experiencia. El enfoque sensorial te permite salir de tu cabeza y estar simplemente en tu cuerpo.

El enfoque sensitivo puede realizarse solo o con un compañero. Los practicantes recomiendan empezar poco a poco (sesiones de 10-15 minutos) y explorar el cuerpo con sentido de la curiosidad. Las primeras fases son de bajo nivel de exigencia: se les indica que toquen, besen o acaricien cualquier parte del cuerpo, excepto los genitales y los pechos.

Se les indica que eviten las caricias que conduzcan al orgasmo y al coito, para que se centren en el proceso sin expectativas. En fases posteriores, se pueden incorporar los pechos y los genitales. Se anima a las parejas a repetir las últimas fases antes de iniciar cualquier interacción que conduzca al orgasmo o al coito. Este artículo no es una guía completa, y la focalización sensorial se realiza mejor con la ayuda de un psicoterapeuta capacitado, pero la comprensión de estos principios puede ayudarnos a todos a tener un sexo más satisfactorio.

Las investigaciones sobre el enfoque sensorial confirman que esta técnica es eficaz para una variedad de cosas, pero especialmente para la ansiedad relacionada con el sexo. Puedes leer más sobre el enfoque sensorial y la búsqueda de un terapeuta sexual aquí.

Lo que hay que saber para superar la timidez en la cama.

La timidez en el dormitorio es un reto, pero completamente comprensible.

No caigas en las expectativas perpetuadas por los medios de comunicación, los estereotipos de género y la anticuada educación sexual. Comprende de dónde proceden tus opiniones sobre el sexo para poder trabajar para cambiarlas. Y valídate a ti mismo sobre cómo estas creencias contribuyen a tus pensamientos, comportamientos y emociones en torno al sexo.

Entonces es el momento de examinar críticamente las expectativas junto con tus valores para determinar qué mantener y qué desechar. Recuerda el tipo de pareja íntima que quieres ser, y el tipo de pareja íntima que deseas. Si estas expectativas no coinciden con tus valores, deja que tus valores sean la luz que te guíe. No es útil dedicar tiempo a creencias y temores que no te sirven.

Por último, ábrete a la experiencia del sexo, más que al resultado. Si te inclinas hacia las arenas movedizas, en lugar de luchar contra ellas, es más probable que experimentes placer, alegría, diversión e intimidad. Trabaja para ser consciente del proceso dejando de lado tus expectativas y aprendiendo a estar en el momento con tu propio cuerpo o el de tu pareja.

Es 2021, y es hora de que dejemos atrás la anticuada educación sexual y las creencias de género en torno a las expectativas sexuales. Utiliza estas técnicas para iniciar tu viaje hacia una intimidad más satisfactoria y placentera.

Mira también

¿Qué comer después del entrenamiento?

¿Qué comer después del entrenamiento?

¿Qué comer después del entrenamiento? En este artículo de nuestro blog intentaremos darte unas pautas básicas para tener una dieta ...
Leer Más
Extracto de bambú. Beneficios

Extracto de bambú. Beneficios

El extracto de bambú (Bambusa arundinaceae) es una de las fuentes naturales más ricas en ácido silícico. Es el silicio ...
Leer Más
¿Para perder peso, el entrenamiento de fuerza o el cardio

¿Para perder peso, el entrenamiento de fuerza o el cardio?

La eterna pregunta.¿Qué es mejor para perder peso, el entrenamiento de fuerza o el cardio?, intentaremos darte una serie de ...
Leer Más
Pros y contras de la dieta keto

Pros y contras de la dieta keto

Pros y contras de la dieta keto todo lo que necesitas saber como todas las dietas, tiene sus propios beneficios, ...
Leer Más
Cómo ser un buen amante

Cómo ser un buen amante: 5 consejos de las mujeres

El buen sexo es la clave de una relación sana y feliz. Cómo ser un buen amante es básico para ...
Leer Más
Trastorno de pánico

Trastorno de pánico

Aunque el concepto central del trastorno de pánico es un ataque de pánico, su aparición puntual no es todavía una ...
Leer Más
Los 10 mejores consejos para ligar

Los 10 mejores consejos para ligar.

Los 10 mejores consejos para ligar. El lenguaje del flirteo es el más común en las relaciones entre un hombre ...
Leer Más
Cómo elegir amigos con éxito

Cómo elegir amigos con éxito:

¿Qué necesita cada uno de nosotros para ser feliz? Cómo elegir amigos Muchas personas, al responder a esta pregunta, no ...
Leer Más
13 formas seguras de superar la timidez

13 formas seguras de superar la timidez

Los que nunca han sufrido de timidez no tienen idea de lo debilitante que puede ser con estas 13 formas ...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.